sábado, 9 de abril de 2011

Difusión simple.

La membrana celular está constituida por fosfolípidos, los cuales están formados por una cabeza polar hidrofilia (fosfato cargado eléctricamente) y dos colas apolares e hidrofobias (ácidos grasos). De acuerdo con las propiedades de los fosfolípidos, estos se organizan formando una bicapa lipídica, la cual se constituye en una barrera de protección y proceso de intercambio de sustancias con el medio externo.
Toda sustancia esta formada por moléculas que poseen cierta cantidad de energía térmica que es indicativa de sus movimientos espontáneos, un resultado del movimiento térmico es la difusión. Una gran parte del paso de moléculas a través de la membrana celular se produce por difusión simple. Cuando una molécula esta más concentrada en una cara de la membrana que en la otra y la membrana es permeable a ésta, hay una tendencia de la molécula a difundirse a través de la membrana a favor de su gradiente de concentración. Este dezplazamiento ocurre sin gasto de energía externa (transporte pasivo).
La difusión es un movimiento aleatorio que depende de la energía térmica de un sistema de partículas y de la diferencia de concentración entre dos regiones, de modo que el flujo neto de partículas de una región de mayor concentración a otra de menor concentración se puede entender como difusión simple o transporte pasivo de partículas. Cuando este fenómeno se presenta, se evidencia un gradiente de concentración que indica la dirección del flujo, en el cual se desplazan las partículas.
Las moléculas en solución están dotadas de energía cinética y por tanto tienen movimientos que se realizan al azar. La difusión consiste en la mezcla de estas moléculas debido a su energía cinética cuando existe un gradiente de concentración, es decir, cuando en una parte de la solución la concentración de las moléculas es más elevada. La difusión tiene lugar hasta que la concentración se iguala en todas las partes y será tanto más rápida cuanto mayor sea la energía cinética (dependiente de la temperatura) y el gradiente de concentración y cuanto menor sea el tamaño de las moléculas.
Gracias a este mecanismo atraviesan la membrana sustancias solubles en ella, como O2 o CO2, etanol, urea... etc, deslizándose entre los fosfolípidos. Se trata de moléculas sin carga o con carga neta cero. Determinadas proteínas de la membrana llamadas proteínas canal, forman “canales acuosos” a través de la bicapa lipídica que permiten el paso de sustancias con carga eléctrica, incluyendo pequeños iones a favor de gradiente de concentración.
Referencias:
www.dav.sceu.frba.utn.edu.ar/.../difusion%20simple.html
www.buenastareas.com › Ciencia
Ciencias de la naturaleza y de la salud, Biologia SM.

Publicado por Rafael Martín Gómez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada